12. Continente o País Ventoso

En este artículo nos vamos a referir a un comentario curioso que aparece en dos obras del Dr. Raynaud de la Ferrière, referente al nombre del continente Americano.

"Serge Raynaud de la Ferrière [es] hoy por hoy el símbolo de la lucha contra la ignorancia para millares de seres en el mundo." –Investigador

12.1. Amérriqua

El primero es del libro “Yug, yoga, yoguismo” (Editorial Diana 1973), también se puede consultar la obra en línea en http://www.sergeraynauddelaferriere.net/

“La teoría de que la América debe su nombre a uno de los primeros navegantes que desembarcaron en el continente, es decir, Américo Vespucio, no es tan acertada porque en realidad debería tratarse de Albéric! Cuando Alonso de Ojeda pasó por Centro América en 1499, los indígenas de la costa de Cumara denominaban ya al continente entero con el nombre de Amérriqua que quiere decir en lengua maya: el país de los vientos.” -Raynaud de la Ferrière (1).

12.2. Amérrikua

El segundo comentario similar al anterior aparece en “Los Propósitos Psicológicos, Medicina Universal.” Volumen I, No. VI Lima (1987), también se puede consultar la obra en línea en http://www.sergeraynauddelaferriere.net/

“Cuando Alfonso de Ojeda descubrió el centro de la América en 1499, los Indios de la Costa de Cumarra designaban el continente entero con el nombre de ‘Amérrikua’ que en idioma Maya quiere decir ‘País ventoso’.” -Raynaud de la Ferrière (2).

12.3. Alonso de Ojeda

Aquí llaman la atención muchas cosas, primero veamos la mención a Alonso de Ojeda, “pasó por Centro América en 1499” dice la primera vez y “descubrió el centro de la América en 1499” la segunda.
Alonso de Ojeda, famoso por haberle dado el nombre Venezuela, fue navegante y conquistador español que recorrió las costas de Aruba, Colombia, Curaçao, Guyana, Tobago, Trinidad y Venezuela. También famoso por haber descubierto el lago de Maracaibo.

Primer error: Alonso de Ojeda en ninguno de sus viajes estuvo en Centroamérica, ni menos la descubrió como resulta obvio (el lector puede investigar este dato).

Si no carga la imagen oprima F5

Viajes realizados por Alonso de Ojeda.

12.4. Los Indios de la Costa de Cumarra

Refiere entonces a los Indios de la Costa de Cumarra (pone Cumara la primera vez), región que no hemos podido encontrar en Centroamérica, ni en ninguna otra parte, consultadas varias fuentes.
Sin embargo consultado un experto en la materia nos sugirió que podría tratarse de las Costas de Cumaná del Estado de Sucre en Venezuela, lo que tienen mucho sentido puesto que Ojeda exploro y le dio nombre a este país.
El siguiente dato importante lo encontramos en la Historia de Venezuela:

“A pesar de su importancia, Colón apenas rasguñó el oriente de Venezuela, y no sería hasta 1499 que Alonso de Ojeda, navegante que formó parte de su segundo viaje, recorrería las costas desde Paria hasta el Lago de Maracaibo.” -Historia de Venezuela (3).

¿Por qué es importante este dato?
Por que coincide con el año de 1499 que nos da Raynaud de la Ferrière, aunque este lo ubica en Centroamérica.
Efectivamente en las crónicas y mapas de Alonso de Ojeda se puede verificar que en 1499 paso por las Costas de Cumaná

Segundo error: la Costa de Cumarra o Cumara no existe en Centroamérica donde además nunca estuvo Ojeda, es muy posible entonces que se refiriera a las Costas de Cumaná en Venezuela pues además de la similitud del nombre coincide perfectamente el año.

12.5. El País Ventoso es un continente

Entonces el Dr. de la Ferrière nos indica que los indios de esta zona, “denominaban ya al continente entero con el nombre de Amérriqua o Amérrikua y que en idioma Maya quiere decir País ventoso”.
Lo que siguiere que los habitantes de esa región ya tenían el concepto de continente, y que conocían que este existía (el continente entero), al que nombraban Amérriqua, sin embargo se contradice diciendo que significa “país ventoso” quizás debiera haber dicho “continente ventoso”.

Justo es hacer un paracentesis aquí para mencionar que no se tratan precisamente de errores del propio Serge Raynaud, si no con muchas posibilidades de errores de las fuentes de las que tomo esta información (no obstante una persona con mediana cultura debió darse cuenta).

Tercer error: en el idioma Maya que no es una sola lengua, si no que un conjunto de ellas, no existe la r o rr, por lo que Amérriqua o Amérrikua es poco probable que sea una palabra de origen Maya, además en las Costas de Cumaná en Venezuela no se habla ninguna de las lenguas mayenses.

Cuarto error: esta muy bien documentado que el primero que utiliza la palabra América fue Martin Waldseemüller, quien realizó un gran mapa del mundo y un pequeño globo terráqueo, con relatos de los viajes del navegante italiano Américo Vespucio (en italiano Amerigo Vespucci); en sus tres obras cartográficas aparece por primera vez el nombre de América aplicado a las tierras que se acababan de explorar (más adelante abundamos al respecto).

Conclusiones

Por lo expuesto la hipótesis de Ojeda como descubridor de Centroamérica y de los indios de Cumara conocedores de que vivían en un continente y que lo habrían nombrado Amérriqua o Amérrikua; es a todas luces es una idea equivocada, como hemos mencionado no se tratan precisamente de errores del propio Serge Raynaud, si no con muchas posibilidades de errores de las fuentes de las que tomo esta información, aunque en este caso de la Ferrière no proporciona información que nos lleve con certeza a su fuente.

No obstante menciona al Dr. H. Girgois, autor de un extraño libro “Lo oculto entre los aborígenes de la América del Sur” (publicado en 1901) donde afirma Girgois que los quichuas son descendientes de la raza aria. Pero ni esclarece si es de algún libro de Girgois que tomo esta información, ni hemos encontrado este tipo de ideas en la obra de H. Girgois.

No obstante sus discípulos fanáticos toman estos datos al pie de la letra y una facción de ellos ha armado toda una doctrina en torno a Amérrikua, nombre muy mencionado por lo seguidores de Don Domingo Días Porta, que si se encuentra el lector uno por ahí, estará encantado de explicarle lo equivocado que esta este artículo.

Así pues Serge Raynaud de la Ferrière nos vuelve a reprobar en historia y geografía, y pienso que la razón es como hemos dicho ya, su escaza preparación académica en general y sobre el tema en particular (este tipo de errores no se toleran en trabajos escolares de secundaria, bueno la verdad ni de primaria) y por otro lado su estilo y método como escritor, para ponerse a escribir hay que investigar mucho, hay que preparar los temas, etc… pero esto que acabo de decir es relativo a un punto de vista (respecto a la información incorrecta y equivocada o a la rigidez académica necesaria). Podemos decir que así le gustaba escribir y se sintió capas de ello, punto, en una de sus cartas a su discípulo DFO relata algo de cómo se conceptualizaba él como escritor.

Es interesante también el siguiente punto de vista: el antropólogo Cesar Torres sostiene que se trata de ensayos literarios, lo que de alguna manera, según Torres, disculparía los errores; además de la abundante literatura imprecisa de la época y de que de la Ferrière parecía no hacer diferencia entre escritos serios y literatura barata (aunque decir esto parezca una herejía), razón de más para no tomarse los datos de manera dogmatica y al pie de la letra.

Actualización

Amerrique: Los huérfanos del paraíso

Este asunto de Amerrikúa no es único ciertamente de la obra del endocrinólogo e ingeniero de minas Raynaud de la Ferrière, más recientemente reavivo el tema Danilo Antón (1998) para quien seria Amerrique, una palabra proveniente de un dialecto nativo de las cordilleras centrales de Nicaragua el origen del nombre de América (con anterioridad ya lo había hecho también el peruano Ricardo Palma), lugar que dice poseía grandes recursos de oro que habrían descubierto tanto Colón como Vespucio, y que incluso este último habría cambiado su nombre en honor a dicha zona, no obstante no aporta documentación concluyente al respecto (4). Palma por su parte pensaba que el nombre América circuló por tradición oral entre los hombres de Colón pero no menciona la fuente de donde obtuvo esa información.

Otra teoría tardía afirma que el nombre “América” proviene de un mercader, Richard Amerike, que habría financiado el viaje de Juan Caboto, a Terranova en 1497 (5).

Según datos Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica estas ideas tardías carecen de sustento, y parecen un intento de alcanzar notoriedad del uruguayo Danilo Antón. Aunque ciertamente existen las Serranías de Amerrique o Amerrisque (no Amerrikúa), cuna del viento o lugar de mucho viento (según Alfonso Valle) siendo el nombre propio de estas serranías no del continente entero.

Esta mención de “la cuna del viento o lugar de mucho viento”, nos hace suponer que el País ventoso Amerrikua referido por de la Ferrière se trata de las Serranías de Amerrisque en los Chontales Nicaragua.

Así pues la idea tampoco explica por que esta una sucesión de montañas rocosas afectadas por fuertes vientos y faldas boscosas con magnificas vistas llamada la cordillera de Amerrisque, haya de alguna manera dado el nombre ya en épocas precolombinas a todo el continente, ni hay datos de esto, ni pista alguna que nos hagan sospechar que los nativos tuvieran el concepto de continente.

Lo que no invalida la hipótesis de que el nombre actual de América si provenga de la cordillera de Amerrisque o que esta le haya dado el nombre al continente pero después de Colon no antes, como veremos más adelante.

La ubicación geográfica de Antón es correcta: Nicaragua en la América Central, lo que no disculpa de ninguna manera los errores ya señalados sobre Alfonso de Ojeda descubriendo Centro América, cuando menos Antón atinadamente no involucra a Alfonso de Ojeda en esta historia.

Descubrimos que posiblemente la fuente más antigua sea el francés Jules Marcou (de quien Antón y otros tomaron sus ideas), miembro de la Academia de Geografía de París, que en el año de 1875 aseguró que el nombre de Amerrique, dio el nombre del continente de América y no como se creía que era por Américo Vespusio. Curiosamente América en francés se escribe Amérique cuya r se pronuncia muy cercana a la rr (más o menos como una rr corta). Pero la hipótesis de Jules Marcou tampoco explica los errores de de la Ferrière con Alfonso de Ojeda descubriendo Centroamérica y menos sitúa (a Ojeda) en la sierra de Amerrisque donde Ojeda jamás estuvo.

La etimología de América esta muy bien documentada y se debe a Américo Vespucio (Améric Vespuce en francés, Amerigo Vespucci en italiano). El fue quien calculó, usando la luna y Marte como referencia, que América era un nuevo continente. Hasta el día que se murió, Cristóbal Colon creía que había llegado a la india. Vespucio murió en 1512 y fue el alemán Martín Waldseemüller quien en 1507 imprimió los primeros mapas mundiales y en honor de Vespucio le dio el nombre de América a esta parte del mundo, Atribuyendo por error el descubrimiento a Amerigo Vespucci. Esta bien probado incluso que cuando quiso corregir su error ya no pudo por que sus escritos se habían difundido muy rápidamente.

El ultimo error

“La Zona Central de Nicaragua por ser montañosa sirve de fuente para otro gran río: el Escondido, que se alimenta de tres fuentes que son los ríos Siquia, Mico y Rama. A lo largo de esta región se desplaza la cordillera de Amerrisque o Chontaleña.” (6).

Hablemos de la tesis de que Américo Vespucio se llamaba en realidad Alberico o Alberic, y que los marinos de los puertos de la Península Ibérica lo hubiesen apodado Amerrique por hablar constantemente de esta sierra Nicaragüense también llamada Amerrisque o la Chontaleña, o bien él mismo hubiese adoptado este sobrenombre convirtiéndose con el tiempo en Amerigo y que posteriormente a través del cartógrafo Martín Waldsmüller dio el nombre a América (siguiendo la línea de los otros continentes que llevaban nombres de mujeres).
Si suponemos verdadera esta tesis, entonces el nombre Amerrique es el apropiado, el nombre que lleva esta cierra de las cordilleras centrales de Nicaragua, no Amerrikua.

“América es lo único realmente nuestro, puro y autóctono” comenta Danilo Antón (4).

Y en todo caso el femenino de Amerrique es Amerriqua, ósea que América esta muy bien, mientras que Amerrikua es otro error por donde le veamos.

Controversia

Existe documentación de la época incluso antes del descubrimiento de América, donde aparece como Amerigo Vespucci (Amerigo es una forma italiana del latín medieval Emericus), de echo el abuelo de Vespucci se llamaba Amerigo; los documentos que llegaron a Martin Waldseemüller estaban firmados como Americus Vespucius, pues Vespucci había firmado así sus escritos en latín. De tal forma que la hipótesis de que se hubiese llamado realmente Alberic y apodado Amerigo carece de sustento y es poco creíble.

Además en las cartas de los viajes de Colón nada se dice acerca de la visita de Colón a la Serranía de Amerrisque y mucho menos de Vespucci. Nicaragua fue visitada por primera vez por Gil González de Ávila en 1522 y, en esa fecha, nadie visitó Chontales que es donde se encuentra la Serranía de Amerrisque.

No obstante la idea de que Amerrisque (la Chontaleña) dio nombre al continente es bella.

 

Referencias

(1) Raynaud de la Ferrière, Serge. “Yug, yoga, yoguismo.” Editorial Diana (1973).
(2) Raynaud de la Ferrière, Serge. “Los Propósitos Psicológicos, Medicina Universal.” Volumen I, No. VI Lima (1987).
(3) Historia de Venezuela 01/08/2010 <http://venciclopedia.com/index.php?title=Historia_de_Venezuela&gt;
(4) Antón, Danilo. “Amerrique: Los huerfanos del paraíso.” Piriguazu Ediciones (1998).
(5) Hurlbut, George “The Origin of the Name America.” Journal of the American Geographical Society of New York v. 20.
(6) Nicaragua, Información General 03/08/2010 <http://www.aico.org/aico/Default.aspx?tabid=1699&gt;
(7) Palma, Ricardo. “Tradiciones Peruanas.” Editorial Porrua (2006). Compilación de la serie original escrita entre 1872 y 1891.

 

Video tomado en la cuidad de Juigalpa, Chontales desde el mirador de Palo Solo, presentando una panorámica de la Serranía de Amerrisque.

 

 

Ver o dejar un comentarios